22 mayo 2013

Llega la xbox one, más que una consola

 


La Xbox One de Microsoft no quiere ser una nueva consola, quiere ser más. El «todo en uno» del
 entretenimiento. No fue la Xbox 720, ni la Xbox 3, ni la Xbox Infinity. Contra todo pronóstico, la firmaestadounidense desplegó ayer sobre la mesa en Los Ángeles un dispositivo bautizado como Xbox One, una máquina que, además de ser el centro del juego, aspira a convertirse, con su nuevo diseño y sus nuevas posibilidades, en el cerebro de los salones de unos usuarios que cada vez tiene más tecnología a su alcance y más contenidos dispersos en la nube. Videojuegos, Internet, llamadas, televisión... todo eso y mucho más es Xbox One, aunque en la presentación de una hora de este martes lo que más sorprendió fue su capacidad de respuesta y la facilidad con la que combina esta experiencia multitarea.
Xbox One es capaz de reconocer la voz del usuario y permite navegar por sus menús, cambiar de canales y activar contenidos simplemente a través del habla. Además, incluye Skype para videoconferencias. La nueva Xbox One multiplica por ocho la potencia que disponía la Xbox 360 con una CPU de 8 núcleos, 8 GB de memoria RAM, 500 GB de disco duro interno, Blueray, Wifi, USB 3.0 y HDMI.
Este reconocimiento de voz es una de las grandes novedades de la Xbox One. Tal es su integración que a través de sus palabras los usuarios podrán encender la consola, aunque se encuentre en modo reposo. Al decir «Xbox, On», la nueva consola de Microsoft comienza a funcionar. Los usuarios también podrán cambiar de esta forma de una aplicación a otra e incluso se podrá minimizar una película o un vídeo con un gesto de la mano para trasladarla a una ventana más pequeña.
La nueva Xbox One es además completamente multitarea. Permite ejecutar vídeos, películas, juegos y música, todo a la vez. Además, incluye integración completa con Skype y ofrece novedades en SmartGlass, mejorando su integración con dispositivos móviles.
El periférico Kinect, el clásico mandode la Xbox, rediseñado para responder mejor a la voz y los movimientos del usuario, cobrará más protagonismo con Xbox One, aunque seguirá siendo un dispositivo independiente que se venderá junto con la consola. El mando de control tradicional también ha sido remodelado para responder a las características del dispositivo, lo mismo que la plataforma en red Xbox Live. El Xbox Kinect es ahora, además de más estilizado, capaz de reconocer más gestos y el usuario podrá siempre regresar al menú principal, que toma el aspecto de la última generación de Windows, simulando que se sujeta la pantalla con dos manos y con un movimiento de abrir y cerrar, que equivale a la función de zoom. Se trata de un dispositivo más preciso, más intuitivo y más sensible. Funciona bajo prácticamente cualquier iluminación, reconoce con precisión el movimiento incluso, hasta un ligero giro de la muñeca y distingue la voz incluso en una habitación con mucho ruido, empleando un avanzado sistema de aislamiento de sonido.
Por su parte el mando de la Xbox One ha sido actualizado con más de 40 innovaciones tecnológicas y de diseño. Con una cruceta, stick y forma mejorados, el control y la precisión se han incrementado en gran medida, según la compañía, gracias a los nuevos gatillos de impulsos con vibración. El mando Inalámbrico Xbox One está diseñado para funcionar en sintonía con el nuevo Kinect, lo que permite a ambos estar emparejados para crear una sincronización perfecta de los jugadores.


video